Flickr Juan Manuel Rogado
  • En el año 1974 fue declarado Conjunto Histórico-Artístico
  • De su estructura únicamente queda en pie la Torre del Homenaje, restaurada en 2007 y en cuyo interior se encuentra la Oficina de Turismo

En el sureste de la capital se encuentra una de las villas clave de la Reconquista de la Península Ibérica, Villarejo de Salvanés. Situada a 45 minutos en coche desde la Puerta del Sol, los orígenes de esta localidad se remontan en torno al siglo XIII, y sus comienzos están íntimamente ligados a la Orden Militar de Santiago. Esta eligió una antigua atalaya musulmana para crear una fortaleza y un asentamiento, que quedaría poblado con los habitantes de una población cercana, Salvanés. De esta manera la zona quedaría bautizada como Villarejo de Salvanés, y acogería también a los habitantes de villas cercanas como Dornajo, Santa María, y Valdepuerco.

A partir de ese momento Villarejo comienza a cobrar mayor importancia, aumentando su estatus y su poder económico. Como era habitual en la forma de actuar de la Orden Militar de Santiago, la zona constituyó una Encomienda formada por Villarejo de Salvanés y Fuentidueña del Tajo, de donde la primera era considerada Cabeza de la Encomienda, muestra de su importancia dentro de la Reconquista.

Castillo de Villarejo de Salvanés
Castillo de Villarejo de Salvanés

Son los años más fructíferos de la localidad, con la presencia constante de los Comendadores Mayores de la Villa, como es el caso de D. Luis de Requesens y Zúñiga, importante figura histórica de Villarejo y responsable del templo en Recuerdo a la Batalla de Lepanto, siendo en la actualidad la patrona del pueblo la Santísima Vírgen de la Batalla de Lepanto.

Toda esta brillante historia es inconcebible sin la presencia del Castillo de Villarejo de Salvanés, conocido popularmente como El Castillo. Constituyó uno de los enclaves principales en la lucha contra los musulmanes, pero en el siglo XVII sufrió un período de decadencia provocado por un gran incendio y en la actualidad únicamente se puede observar la Torre del Homenaje. Esta fue remodelada en 2007, acogiendo actualmente en su interior la Oficina de Turismo y el Centro de Interpretación del municipio, donde se narra la Historia de la Reconquista.

La arquitectura del edificio supone una de las únicas que aún quedan de su género, característico de las órdenes militares de la zona de Madrid y Toledo. Esto es debido a la presencia de pequeñas torres circulares dispuestas alrededor de la construcción principal, ocho en el caso de la Torre del Homenaje. Esta cuenta además con 22 metros de altura divididos en cuatro plantas. Uno de los mayores atractivos del edificio es la posibilidad de visitar su última planta y disfrutar de las vistas del pueblo desde las alturas. Una imagen realmente sobrecogedora.

Debido a su cercanía con la capital, la localidad de Villarejo de Salvanés es una bonita escapada, ya sea para un único día o un fin de semana. Ya hemos hablado de su imponente castillo, pero de visita recomendable es también la Casa de la Tercia, Bien de Interés Cultural junto con el recinto amurallado, o el Museo del Cine.

Y tras un día de turismo, nada mejor que saciar el apetito con unas exquisitas judías con conejo o perdiz, animales típicos de la zona debido a la abundante caza menor, todo ello regado con un buen vino producto de la gran cosecha de la localidad. ¡Bon appétit!

Foto: Flickr Juan Manuel Rogado

Dejar respuesta