Fuente: Turismo de Segovia

En esta ocasión proponemos a nuestros lectores una escapada a una de las ciudades cercanas a la capital de mayor interés turístico: Segovia, incluida por la UNESCO en su lista de Ciudades Patrimonio por el encanto particular que desprenden sus calles y edificios además de por su extenso patrimonio cultural

CÓMO LLEGAR

La ciudad de Segovia se encuentra a unos 90 km aproximadamente del centro de Madrid desde donde la llegada es bastante sencilla. Si hacemos el recorrido en coche tenemos la opción de tomar las autopistas de peaje AP-6 y AP-61. Si por el contrario preferimos evitar los peajes podemos tomar la autovía A-1 recorriendo un trayecto de aproximadamente una hora. Por otro lado existe la opción de realizar el trayecto en transporte público. El servicio de cercanías conecta las ciudades de Madrid y Segovia en un trayecto de unas dos horas de duración. También existe la posibilidad de realizar el viaje en el servicio de trenes de alta velocidad acortando la duración del trayecto a sólo 35 minutos. Además también se nos ofrece la opción de realizar el recorrido en la línea de autobuses que conecta ambas ciudades y que salen cada media hora desde el Intercambiador de Príncipe Pío, tardando una hora y cuarto en realizar el trayecto.

LA CIUDAD

Segovia es una ciudad que vive principalmente de los atractivos gastronómicos y culturales que se ofertan a los turistas, lo cual la convierte en un lugar perfecto para realizar una escapada sin alejarnos mucho de la capital. Otro de los puntos con mayor afluencia turística de la ciudad es el barrio judío medieval que se hospeda dentro de la ciudad y que data del siglo XIII, cuando los primeros asentamientos judíos se instalaron en la ciudad. Las fiestas de San Juan y San Pedro son las más importantes de la ciudad y se celebran a finales de Junio, convirtiéndose así en una tradición de más de seis siglos de antigüedad.

MONUMENTOS

Pese al gran patrimonio y la cantidad de monumentos y lugares de interés que tiene la ciudad, sin duda el protagonismo se lo lleva el Acueducto de Segovia. Esta construcción romana se ha estimado que data del siglo II d.C. y es sin lugar a dudas el monumento más distintivo y famoso de la ciudad. Se ubica en la plaza del Azoguejo y ha servido de inspiración de distintas historias, como la de la imagen de la Virgen de la Fuencisla (patrona de la ciudad) que está incrustada en el centro del acueducto y que está ligada a una antigua leyenda segoviana, siendo colocada en su actual sitio durante el mandato de los Reyes Católicos.

Por si no fuera poco, además de tener uno de los monumentos más importantes a nivel nacional, Segovia también cuenta con el conocido Alcázar, el palacio real que alberga el Museo de Artillería, así como con otras edificaciones de renombre como la Catedral de Santa María.

GASTRONOMÍA

Otro de los atractivos turísticos de esta ciudad es la gastronomía, en la que el plato estrella es el famoso cochinillo asado. Este delicioso plato ganó gran popularidad a mediados del siglo pasado cuando se inauguró el ya conocido Mesón de Cándido, famoso por partir los cochinillos con el canto de un plato antes de ser servido a los comensales. Para acompañar, podemos decantarnos por uno de los distintos vinos de denominación de origen Ribera del Duero o por otros también famosos como el Vino de Rueda.

Tras este breve resumen de lo que podemos encontrar en una escapada a la ciudad de Segovia, esperamos que no dudéis en animaros.

Fuente Foto: Turismo de Segovia

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here