Condumios
  • El número 12 de la calle Juan de Mena acoge una reinterpretación de la taberna en el siglo XXI
  • Tapas como ibéricos y revuelto de bacalao o platos principales como costillas con patatas revolconas son algunas de las propuestas de su carta

A lo largo y ancho del mundo, sea en Sebastopol o en Llanes, el ser humano necesita comer para poder vivir. Y, como animales sociales que somos, nos gusta salir de casa para probar nuevos manjares que amplíen nuestro abanico gastronómico. Esto no es nuevo, ha sido así desde hace siglos, y si a algo es debido es sin duda alguna a las tabernas. Estos establecimientos han acogido a millones de comensales con un claro objetivo: ofrecer materias primas de primera calidad. Ahora, en pleno siglo XXI, hay tabernas que siguen apostando por esta máxima. Es el caso de Condumios, la taberna del Retiro cuya premisa es brindar recetas tradicionales regadas con los mejores Denominaciones de Origen.

Condumios

Situada en el número 12 de la calle Juan de Mena, Condumios se alza en un enclave privilegiado de la capital: prácticamente bordeando el Parque de El Retiro y a 400 y 500 metros de la Puerta de Alcalá y Cibeles, respectivamente. Una fachada de madera color caoba con un amplio protagonismo de las ventanas para que entre luz en el local son los encargados de recibir al comensal, que antes de traspasar el umbral ya es consciente de estar adentrándose en un espacio especial. Una vez dentro, la madera sigue reclamando su protagonismo tanto en el suelo como en las mesas, con dos espacios diferenciados: la primera planta, donde se sitúan parte de las mesas y la barra; y un acogedor salón, ubicado en una planta inferior y que contiene además la bodega.

Una variada carta de ibéricos, embutidos, quesos, tapas, molletes, verduras, carnes o pescados nos reciben al sentarnos. Finalmente nos decidimos por la ensalada de pollo y las croquetas de la casa para abrir el apetito. La primera de nuestras elecciones nos sorprende por su presentación, con un “bosque” de canónigos en el centro que son escoltados por pequeños trozos de pollo, y su llamativo sabor al estar cocido el pollo a fuego lento con pasas y nueces que aportan jugosidad y suavidad a la carne. Pero sin duda las reinas de esta primera parte son las croquetas, elaboradas de forma casera y, la verdad, todo un descubrimiento. Estas son esponjosas y suaves, compartiéndose el protagonismo entre las de jamón y gambas al ajillo.

Condumios

Para la segunda parte viajamos a Portugal, país de donde procede la receta de revuelto de bacalao que presenta Condumios. El sabor y la textura del bacalao, en su punto exacto, destacan por encima de un festival de sabores que se completa con huevos camperos y patatas paja. En cuanto al vino, parte primordial en la oferta de Condumios, un albariño de nombre Pulpo es el que nos acompaña hasta la llegada de la carne, momento en el que hará su aparición Evol, un jumilla de tres meses de barrica. Y hablando de la carne, esta es la responsable de cerrar el segundo trayecto con unas potentes y sabrosas costillas asadas a baja temperatura, acompañadas de patatas revolconas al estilo salmantino.

Nuestra visita no podía terminar sin dejarnos caer por la zona de postres, y he aquí otro gran descubrimiento: la tarta de queso de cabra y salsa de naranja, sin duda una de las mejores que hemos probado por su sabor y por la peculiaridad del tipo de queso utilizado. Este dulce pecado y la piña en compota con yogur casero nos despiden de Condumios, aunque a buen seguro no por mucho tiempo.


Información

  • Dónde: Condumios Taberna, calle Juan de Mena 12; 28014-Madrid
    • Metro: Banco de España, Retiro, Sevilla
  • Cuándo: Lunes a sábados
    • Horario: Lunes de 09 a 17 horas; martes a sábados de 10 a 00 horas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here