'Madrid Fly'
  • Se trata del mayor túnel de viento de toda Europa con una capacidad de 4’6 metros de ancho y 18’5 metros de alto
  • Está adaptado para el uso de cualquier aficionado desde los 5 años, exceptuando a las mujeres embarazadas

Desde que el mundo es mundo el hombres ha tenido una ilusión: volar. Siempre nos hemos imaginado batiendo nuestras alas en el cielo, ya sea con la representación de los ángeles, en mitos como el de Ícaro, o con la creación de aviones, helicópteros, ala deltas o deportes como el paracaidismo. Sin embargo, esta experiencia no siempre está alcance de cualquier mortal, hasta ahora. Y es que gracias a Madrid Fly volar se ha convertido en una realidad.

4’6 metros de ancho y 18’5 metros de alto, de los cuales 8 son de cristal, son los datos que acompañan al túnel de viento más alto de toda Europa, ubicado en Madrid. La idea surgió en 2009 en la cabeza de Alberto Fuertes, campeón de paracaidismo y 3 veces subcampeón de vuelo indoor. Fuertes quería construir la mayor cámara de viento de Europa, y para conseguirlo recorrió todas las estructuras del Viejo Continente, y se rodeó de los mejores profesionales del sector. Ocho años después lo ha conseguido con un equipo compuesto por 25 profesionales, presidido por Jerónimo Rosa y con tecnología 100% española.

El túnel está enfocado al disfrute del vuelo indoor por cualquier usuario desde los 5 años, exceptuando las mujeres embarazadas. Por lo demás, no existen limitaciones físicas para vivir una experiencia que se confiere de aire expulsado a través del simulador a una velocidad de entre 180 y 300 kilómetros por hora, dependiendo del nivel de cada visitante, ya sean Fun-flyers (principiantes) o Pro-flyers (avanzados).

‘Madrid Fly’

El primero de ellos lo componen aquellas personas que vuelan por primera vez o que tienen un tiempo de vuelo menor a 15 minutos. Estos usuarios están acompañados en todo momento por instructor de vuelo, y reciben una clase teórico-práctica para disfrutar al máximo la experiencia, así como las señales para comunicarse en el interior del túnel donde, debido a la alta intensidad del aire, es imposible hacerlo verbalmente. En cuanto a los segundos, son aquellos que ya han volado más de 15 minutos y quieren mejorar sus habilidades, vigilados también por los instructores de vuelo de Madrid Fly.

Pero el túnel de viento es mucho más que el vuelo indoor. Sus instalaciones, ubicadas en Las Rozas, cuentan con una capacidad de 1.700 metros cuadrados, de los cuales 635 están destinados a una terraza chill-out y un restaurante-cafetería donde descansar y observar al resto de “tripulantes”. Además, la zona cuenta a su vez con 1.100 metros cuadrados de aparcamientos y jardines, salas donde los instructores imparten clases y espacios dedicados a reuniones de empresas o conferencias.


Información

  • Dónde: Madrid Fly, Avenida de Nuestra Señora del Retamar 16; 28232-Las Rozas
  • Precio: Desde 39 €

Dejar respuesta