Foto: Blog FotoMadrid

Continuamos con nuestro especial romántico. Tras la primera y segunda parte, nos adentramos ahora en su verdadero protagonista, San Valentín, y la historia o leyenda que rodea su nombre.

Pero lo que sí es cierto es que en la Iglesia de San Antón (C/ Hortaleza, 63) descansan desde el siglo XVII sus restos. Estas reliquias proceden de Roma, y al parecer, por una donación del Papa al rey Carlos IV acabaron en Madrid, concretamente en manos de los Padres Escolapios (el nombre oficial de esta iglesia es Real Iglesia de las Escuelas Pías de San Antón).

Si quieres buscar las reliquias del santo basta con visitar una de las capillas laterales del templo, donde se encuentra el llamado “Crucificado de los Niños” junto a la Virgen María. A los pies de este Cristo, una urna de cristal, con la inscripción “San Valentín Mártir, patrón de los enamorados” guarda las reliquias.

Muy poca gente es consciente de que esta iglesia (donde, por cierto, cada 17 de enero vemos mascotas de todo tipo por ser el día de San Antón) guarda entre sus muros reliquias de este famoso santo, y en realidad no es el único lugar del mundo donde se reclama que existen reliquias de este santo.

Según la Enciclopedia Católica, este Santo pudo ser un médico romano que se hizo sacerdote, un obispo de la ciudad de Terni (Italia) o un mártir de  la provincia romana de África. Estas tres personas murieron mártires en el año 270 d.c. (cuando gobernaba el Emperador Claudio II).

También hay otras teorías que identifican a San Valentín con un obispo del siglo V llamado Valentín de Recia, o los que dicen que se trata de un sacerdote y obispo enterrados en Roma.

Sea realidad o leyenda… no deja de ser una de esas grandes curiosidades de Madrid (de hecho ya lo mencionamos en Cosas que no sabías de Madrid). No pierdas la oportunidad de sorprender a tu pareja… con el verdadero San Valentín.

Foto: Blog FotoMadrid

Dejar respuesta