El placer de quedar a comer, o a tomar una copa tranquila por la noche, o simplemente a picotear a mediodía con la gente que queremos, es siempre algo inigualable, y una de las actividades más reconfortantes que se pueden imaginar. Ya sea con amigos, con familia o en plan romántico, las terrazas en Madrid se caracterizan por desplegar siempre una inmensa oferta de ocio culinario. ¿Pero y si queremos llevar la experiencia un paso más arriba? ¿Y si además de degustar un sabroso plato, o un buen cóctel en grata compañía, podemos hacerlo elevados sobre la ciudad, con el gozo añadido de contemplar unas maravillosas vistas urbanas? Aquí te enseñamos diez de los mejores restaurantes o bares con azoteas de la capital, para que cualquier salida a comer o cenar se pueda reconvertir en una práctica maravillosa de las artes de la contemplación y la cocina:

Círculo de Bellas Artes

Azotea Círculo de Bellas Artes

La azotea del gran centro cultural (y de iniciativa privada) de la capital, a la cual se accede por un ascensor con puertas de cristal con previa entrada de 4 euros, eleva al visitante a una de las panorámicas más espectaculares del paisaje madrileño, teniendo ante los ojos la zona de la calle Alcalá, Gran Vía y Banco de España. Si uno se queda sin aliento ante las vistas, siempre puede recuperar fuerzas en la cafetería restaurante La Pecera situada en el mismo edificio, un lugar exquisito con variedad de menús, cócteles y champagnes.

 

Terraza Hotel EXE Moncloa

Hotel Exe Moncloa

La terraza de este exquisito hotel de cuatro estrellas es una garantía de buen gusto, tranquilidad y suculentos atardeceres. La oferta holgada de bebidas, cócteles o aperitivos salados, sumado a sus panorámicas del Ejército del Aire y el bullicio de la zona de Moncloa, la convierten en una azotea perfecta tanto para los mediodías como para las noches. Abierto de 20 a 2 horas.

 

 

Casa de Granada

Casa Granada

Este curioso restaurante con esencias andaluzas, situado en el 6º piso de un portal de Tirso de Molina, espacio que comparte con la asociación cultural Casa Granada, constituye un rincón más que agradable para picotear algo mientras se disfruta de las vistas. Especialmente recomendable en primavera y verano, si bien esos meses su estrecha terraza se llena hasta la bandera. Casa Granada merece la pena visitarse por su originalidad clandestina (tienes que llamar al timbre para poder subir, y tomar un ascensor hasta la 6ª planta como si de un edificio de vecinos se tratara), sus precios accesibles y sus espectaculares vistas urbanas de Lavapiés.

 

Gourmet Experience Gran Vía

Gourmet Experience Gran Vía

Este espacio en lo más alto de El Corte Inglés de Callao es sinónimo de toda una experiencia culinaria: una gran selección de productos gourmet, enorme variedad de puestos, platos, sabores y postres, y una coctelería con aire de los años 50′, además de ofrecer la posibilidad de comprar ingredientes y productos delicatessen. Se puede optar por las sillas interiores o por una mesa en la terraza que da a la calle del Carmen, y por supuesto disfrutar de la increíble vista de la Gran Vía (desde Callao a Plaza España), con el cartel de Schweppes como protagonista.

 

Palacio Cibeles

Palacio de Cibeles

El bar-terraza situado en la  del edificio es otro de los sitios más cool con vistas, en este caso a la rotonda y la plaza de Cibeles, donde la estatua de la diosa azuza, congelada y eterna, a sus leones. También se puede ver desde aquí, gintonic en mano, el nacimiento de la Gran Vía. Un lugar de lujo especialmente recomendable de noche, cuando las luces del corazón más céntrico de Madrid comienzan a iluminar en todo su esplendor.

 

Gau & Café

Gau & Café

La última planta de las Escuelas Pías, centro de la UNED que guarda además una bonita biblioteca, aloja este delicioso café. Es una de las terrazas más concurridas de la capital, ubicada en el cosmopolita barrio de Lavapiés. Su carta es variada y no especialmente cara, y su temporada estival le viste del sitio perfecto para admirar los techos y antenas revueltas de esta zona castiza de Madrid, con especial subrayado a la luz que incide a última hora de la tarde en la corrala situada frente a la terraza, por cierto una de las pocas corralas que siguen en pie. La terraza permanece cerrada por el Ayuntamiento de Madrid hasta que no se implementen medidas correctoras del ruido.

 

ApartoSuites Jardines de Sabatini

Apartotel Jardines de Sabatini

Si el hambre de panorámicas es aun elevado después de ver las vistas desde el Templo de Debod o los Jardines de Sabatini, puedes desplazarte no más de 200 metros para subir a la terraza de este establecimiento hotelero, de elevada categoría, y que guarda su mayor secreto en lo más alto. Pocos saben que su azotea alberga una maravillosa terraza con vistas a los Jardines de Sabatini y Campo del Moro así como al Palacio Real. Este espacio abre al público solo durante los meses con buen tiempo (mayo a octubre) y en ella se ha querido recrear un agradable ambiente chill-out donde se sirven cócteles, tapas y bebidas entre atardeceres de glamour puro.

 

The Roof

The Roof

Este exclusivo bar localizado sobre el tejado del Hotel ME de Madrid en Santa Ana es pura elegancia y sofisticación, ideal para degustar una velada de alto caché bajo la estrellas, teniendo a los pies una de las plazas más hermosas de la ciudad cuya vida nocturna es especialmente animosa y rica.

 

El Viajero

El Viajero

Este restaurante-bar, ubicado en la Plaza de la Cebada de La Latina, pálpito central de la vida bohemia y vanguardista de Madrid, se eleva sobre un palacete de tres plantas del siglo XIX, con unas vistas gloriosas a la Iglesia de San Francisco. Popular por su parrilla de carne uruguaya, el espacio se transforma según el momento del día para ofrecer al cliente lo más pertinente a cada hora: desde desayunos a menús para comer, cafés, y por supuesto, cuando cae la noche, cócteles y buena música. La terraza abre todo el año si el tiempo lo permite, y eso sí, suele llenarse con facilidad en las horas más concurridas.

 

Hotel RoomMate Oscar

RoomMate Oscar

El 8º piso de este caro hotel de diseño se abre a los cielos madrileños en forma de terraza de lujo con piscina, todo un punto de encuentro para yuppies de afterwork, cenas románticas del más alto nivel, o simplemente para embelesarse, copa en mano, con las vistas a la fastuosa Gran Vía. Pertenece a la cadena RoomMate, del conocido empresario “Kike” Sarasola.

 

 Ya puedes leer la II Parte de este artículo haciendo click aquí

Foto: The Roof

2 Comentarios

Dejar respuesta