El Clima en Madrid

Madrid posee un clima seco, al igual que toda la zona central de la Península Ibérica. Con un cielo despejado la mayor parte del año, es una ciudad de extremos tanto en verano como en invierno. Aún así, no es algo que no se pueda arreglar con unos pantalones cortos o una chaqueta bien abrigada. Gracias a sus escasas precipitaciones, la capital nos brinda a lo largo de todo el año una excelente oportunidad para disfrutar de sus innumerables atractivos sin tener que preocuparnos por si nos mojamos mientras visitamos sus monumentos y secretos.

Primavera

Foto: Turismo Madrid
Foto: Turismo Madrid

La primavera madrileña es una época especial dentro de la ciudad. Tras el paso del invierno, las calles y parques se llenan de gente deseosa de disfrutar de la vida de la capital. Con unas temperaturas suaves que oscilan entre los 16º de máxima y 6º de mínima en marzo y que van aumentando progresivamente hasta llegar a los 28º en junio, según datos del Ayuntamiento de Madrid, los primeros meses primaverales dejan algunas precipitaciones en la ciudad. Ya lo dice el refrán: en abril, aguas mil. Pero sin duda es una de las épocas más encantadoras de Madrid, ideal para acercarse a lugares como el Parque de El Retiro y deleitarse con la estampa que produce la renaciente vegetación.

Verano

Foto: Turismo Madrid
Foto: Turismo Madrid

El verano en Madrid se torna caluroso debido a ese clima seco característico de la capital. Principalmente en los meses de julio y principios de agosto es donde el viajero puede sentirse más agobiado por las altas temperaturas de la ciudad, con máximas bordeando los 32º. Son meses de tardes con poca actividad, ya que la vida madrileña se traslada a la noche, cuando el sol se ha escondido y se puede disfrutar de las terrazas con un refrigerio bien frío entre las manos. A pesar de las altas temperaturas, es una época ideal para visitar Madrid, ya que debido a la diáspora de las vacaciones, la ciudad reduce considerablemente su población.

Otoño

Foto: Turismo Madrid
Foto: Turismo Madrid

A finales de septiembre y hasta casi finalizado octubre Madrid disfruta de un otoño primaveral. Las temperaturas son agradables, con máximas que oscilan entre 27 y 22º. La mala noticia en estas fechas son las precipitaciones, ya que octubre y noviembre son los meses en los que más llueve en la capital. A pesar de eso, por lo general no suelen ser precipitaciones muy abundantes, por lo que no debemos preocuparnos si llevamos un paraguas encima por si acaso. A medida que nos vamos acercando a diciembre las temperaturas van descendiendo hasta llegar a unas máximas de 11º en las puertas del invierno.

Invierno

Foto: Turismo Madrid
Foto: Turismo Madrid

El invierno en Madrid es tradicionalmente frío. A pesar de ello, y como decíamos al principio, las bajas temperaturas de la capital pueden solucionarse fácilmente con una buena chaqueta, guantes, gorro y bufanda. Una vez equipados, ya estamos listos para disfrutar de los encantos de la ciudad. Con una media de temperatura que oscila entre los 7 y 8º, es probable que a lo largo de la estación el visitante pueda encontrarse con alguna nevada. Es sin lugar a dudas la época madrileña más bonita, ya que debido a la llegada de la Navidad la ciudad se viste con sus mejores galas, siendo característica la impresionante iluminación de sus calles y la mayor afluencia de visitantes durante estas fechas.

Foto: Turismo Madrid