Qué ver en Madrid en un fin de semana

0
182

Imagen
O lo que es lo mismo: ¿qué ver en Madrid en dos días? esa es una de las grandes preguntas que nos llegan a Madrid Irresistible por parte de aquellos que quieren visitar Madrid y conocer los lugares, monumentos, museos, etc imprescindible en su escapada para hacer turismo por la capital.

Las estadísticas no engañan y lo cierto es que la mayor parte del turismo en Madrid realiza estancias de unos 2-3 días de media, y esto coincide con el perfil del viajero de fin de semana, ya sea español o europeo que quiere conocer nuestra ciudad en ese tiempo.

Ya seas madrileño o no, en esta entrada te hacemos nuestra propuesta para que no te pierdas lo esencial de Madrid. Si no vives en la capital, bienvenido, disfruta al máximo de ella y ten por seguro que con nuestras recomendaciones te llevarás un buen sabor de boca… y si eres de Madrid, te lanzamos esta pregunta: ¿de verdad conoces tu ciudad? Es momento de salir a la calle y disfrutar de un fin de semana completo en la ciudad.

Si vas a estar 2 ó 3 días paseando por la capital nuestra propuesta no puede empezar en otro sitio que el llamado “Paseo del Arte”. En realidad su nombre es Paseo del Prado y va desde Atocha a Neptuno, reuniendo en apenas 750 metros tres museos impresdindibles: Museo del Prado, el Centro de Arte Reina Sofía y el Museo Thyssen-Bornemisza. Sin duda alguna la mejor colección pictórica del mundo está en Madrid.

La entrada a alguno de estos museos lo dejamos a su elección, pero si su presupuesto es ajustado, visite este artículo: Madrid de Gratis: Museos.

Visite o no cualquiera de estos museos, su visita puede continuar adentrándose en el Madrid histórico: nuestra propuesta pasa por subir la calle Huertas o Lope de Vega, hasta llegar a la Plaza de Santa Ana… aunque no muy lejos también puede conocer el Congreso de los Diputados…. por si no se ha dado cuenta, está visitando el Barrio de las Letras.

No muy lejos de allí puede acercarse callejeando por la Calle de la Cruz y sus adyacentes y  degustar alguna tapa en cualquiera de los bares de la zona. Continúa hasta llegar a la Puerta del Sol. Sin lugar a dudas es el corazón de la ciudad. En los alrededores puede realizar compras (calles Preciados, Arenal, Mayor o del Carmen).  Si tiene hambre, no olvide pasar por el Mercado de San Miguel.

El camino lo sigue marcando la historia: pasee por la C/ Mayor hasta la Plaza Mayor…  prosiga por la calle Mayor y visite la Plaza de la Villa, y luego baje a la calle Arenal para terminar el recorrido en la plaza de Isabel II. En esta plaza se encuentra el Teatro Real, que actualmente alberga grandes montajes de ópera. Basta con ir al otro lado del teatro para que se tope con la Plaza de Oriente, el Palacio Real y la Catedral de la Almudena.

Desde aquí puede bajar hasta la Plaza de España, y si le apetece dar un pequeño paseo hasta el Templo de Debod, en el cercano Parque del Oeste. Aunque no se lo crea, se trata de un templo egipcio original instalado en el centro de Madrid. Por cierto, las vistas y los atardeceres son fantásticos en este punto.

La caminata puede seguir subiendo por la Gran Vía (para ello, vuelva a la Plaza de España). Ahora nos adentramos en el Madrid más actual. Esta es la calle principal de la ciudad y está cargada de vida. Esta vía nunca duerme. En mitad de la calle, la plaza de Callao, y bajando un poco más las calles Montera, Hortaleza o Fuencarral nos invitan a pasear y realizar algunas compras. Si ya le ha llegado la hora de cenar, no se lo piense, hágalo y no se vaya muy lejos porque gran parte de la vida nocturna de la ciudad discurre en torno a la Gran Vía.

Si ha continuado su camino por la Gran Vía llegará hasta la Plaza de Cibeles, con su monumental fuente y el edificio sede del Ayuntamiento de Madrid (puede subir a su mirador para ver Madrid desde el cielo). Si prosigue hacia adentrándose en la calle Alcalá llegará hasta la fastuosa Puerta de Alcalá, donde también está la entrada del Parque del Retiro, o el inicio de una de las calles de compras por excelencias: Serrano.

Nosotros le vamos a indicar el camino que sigue por la calle Serrano hasta llegar a la Plaza de Colón, donde además se encuentra la Biblioteca Nacional. En este punto le invitamos a que usando el transporte público visite otro de los grandes atractivos para muchos: el estadio Santiago Bernabéu, en la zona norte de la ciudad.

Esta propuesta puede adaptarla a sus gustos, pasee por los parques que hemos mencionado si es un amante de la naturaleza. Indague más en las calles próximas a la Puerta del Sol o la Plaza Mayor si lo que le gusta es la historia. Visite los museos o el Palacio Real, o tómese una típica siesta española para disfrutar al máximo de la noche madrileña, o pasee tranquilamente por los parques. Las propuestas son infinitas, pero esta guía puede ayudarle a empezar. Disfrute de su estancia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí