Andén 0: Estación de Chamberí

Anden-0-Estacion-Chamberi-Ayto-MadridAndén 0 es un proyecto que proporciona información a cerca del Metro de Madrid, así como de todos aquellos aspectos que estén ligados a la influencia de este medio de transporte en la ciudad. La información que abarca este va desde principios del siglo XX, cuando el metro comenzó a dar sus primeros trayectos en Madrid, hasta la actualidad.

Una de las dos sedes que tiene el centro de interpretación conocido como Andén 0 es la Estación de Chamberí. La estación fue inaugurada el 17 de octubre de 1919, es decir, el mismo día que se inauguró el Metro de Madrid, ya que la Estación de Chamberí fue parte de la línea 1 de nuestro metro. Así fue se convirtió en una de las ocho estaciones que formaban la primera red de metro en la capital.

El cierre de la estación de Chamberí

Durante la década de los años 60, se incrementó la utilización del metro y con ello, el número de viajeros aumentó. Se decidió que para poder dar más cobertura y acoger a un mayor número de viajeros, habría que optar por cambiar el modelo de los trenes y buscar otro modelo distinto que tuviese más capacidad para albergar un mayor número de personas. Para ello, se debían ampliar todas las estaciones de metro desde los 60 metros con los que contaban originalmente, hasta los 90 metros que eran necesarios para albergar trenes de mayor capacidad. De este modo, teniendo en cuenta la disposición curva de la Estación de Chamberí, así como la proximidad que tiene con las estaciones de Iglesia y Bilbao, el Ministerio de Obras Públicas decidió que lo mejor era clausurar la estación, cosa que tuvo lugar el 21 de mayo de 1966.

La «estación fantasma»

Durante más de cuarenta años, la Estación de Chamberí fue un mero lugar de paso por el que los trenes debían reducir su velocidad a la hora de atravesarla. La leyenda en torno a la misma creció: afinando la vista era posible ver la estación abandonada al paso de los trenes entre las estaciones de Bilbao e Iglesia, pero carecía de actividad, estaba abandonada y practicamente olvidada. El 25 de marzo de 2008 se reabrió la estación convertida en un museo en el que se puede regresar al pasado y observar cómo eran las estaciones en los años 60 (cuando se cerró), y poder  conocer más sobre la gracias a la historia del metro de la capital.